Curiosidades después de ver kdramas

5 curiosidades que he aprendido viendo kdramas

Os cuento 5 curiosidades que he aprendido viendo kdramas. Al contrario de muchos blogs y cuentas veteranas que veo, yo no llevo viendo kdramas más que unos pocos meses. Podemos contar los dos que vi en 2018 cuando estaba embarazada y tenía tiempo libre, y luego ya, hasta finales de 2020 cuando he vuelto a recuperar mi ocio después del pequeño terremoto ♡ que lo puso todo patas arriba. Es decir, no tengo una gran trayectoria, ni trasfondo, ni sé tantísimo como otras personas de kdramas. Es decir, que si esperas encontrarte a una experta estoy muy muy muy muuuuuuy lejos.

He visto muchas series occidentales, eso sí, pero en el mundo kdramil, soy una novatilla. Así que voy a contar 5 cosas que he aprendido viendo kdramas en estos últimos meses. Por cierto, si eres más noob que yo, los kdramas con los dramas coreanos. No de Japón, ni chinos, ni , son los Koreanos.

Aquí os dejo el listado de kdramas que he visto.

1. Un Kdrama no es «La Lista de Schindler«

Cuando le dices a alguien que vas a ver un drama coreano, asiático, o de donde sea, la otra persona se imagina una serie lacrimógena y llena de desgraciadas desdichas, tipo la Lista de Schindler o algo así.

Lo cierto es que este género en sentido amplio tiene una gran variedad de subgéneros metidos dentro. Los hay policiacos, de abogados, ciencia ficción, comedia,… Y, al menos, todos los que yo he visto tienen romance entre medias. Pero vaya, esto también pasa con las americanas (¡hasta en Dexter hay de esto!).

Sí que todas tienen un punto de dramático entre medias: una familia chunga, son pobres, se ha muerto su padre/madre/hermano,… Pero en muchos casos esto no tiene por qué ser el hilo que acapare todo el argumento. Me he reído a carcajada limpia con muchos kdramas, incluso los más dramáticos, ya que siempre tienen un puntito de humor en algún punto.

Si hay un argumento básico en los kdramas de tipo romcom es: chico rico con problemas conoce a chica y le cambia la vida forever. Entre medias hay malos que intentan hacerles la vida imposible. Siempre hay un chico enamorado de ella (triángulo amoroso). Y suele haber una chica enamorada de él (la otra), que terminan haciéndose amienemigos entre sí. Y entonces hay un drama gordo, aka accidente, muerte, algo, se lía parda y luego se reencuentran y puede que sean felices o semifelices.

Beso en My love from the Star kdrama curiosidades

2. Un beso es mucho más que un beso

Viniendo de occidente y de las series americanas, lo primero que choca es la falta de contacto de todo tipo. Estamos acostumbrados a que los romances sean fogosos y rápidos, que en un santiamén acaben dándose un beso apasionado e inmediatamente en la cama (quizás hay excepciones de eternos romances, como Gilmore Girls, pero vaya, no es la tónica).

En un kdrama esto está muy muy muy muy lejos. En un kdrama puedes espera 6 ó 7 capítulos (que duran UNA HORA CADA UNO) para que él la coja del brazo, y otros 3 capítulos más para que le dé un beso normalito, ingenuo, nada apasionado en términos de series occidentales. Las escenas de camas se omiten casi directamente, entiendo que por temas legales suyos y conservadurismo.

Y esto lo hace súper especial. A mí me impacienta un poco porque termino con un: «¡¡POR FAVOR BESAOS YA!!» Pero lo cierto es que la espera merece la pena, porque cuando pasa… ¡Ay cuando pasa! Se te remueve todo por dentro.

Además, son amores muy puros, poco «carnales»… muy platónicos e inocentes. Es otro pensamiento totalmente diferente.

Beso de Crash Landing On You kdrama curiosidades

3. Muchas portadas/carátulas de los dramas no hacen justicia a los dramas

Me choca muchísimo, no puedo evitarlo, pero hay series que son obras maestras cuyas portadas dejan muchísimo que desear. Al menos bajo mi criterio, vaya, que no soy experta en dramas pero me he visto muuuuchas series americanas. Me da la sensación de que a veces no reflejan lo que va a haber dentro de la serie, que se le da muchísimo protagonismo al elenco pero en contextos no relacionados con la serie. Es decir, por la portada no tienes ni idea de lo que te vas a encontrar al ver la serie. Os pongo algunos ejemplos.

En el caso de «I’m not a robot», que está en mi top, creo que hay visuales que definen muchíiiiisimo mejor la serie. Sí, salen monísimos pero la portada no dice nada. «Kill me Heal me» parece una comedia romántica fabulosa y ni se intuye que la gracia del drama es que él tiene trastorno múltiple de personalidad. «Goblin» será la última y única vez que me oiréis hablar de esta serie, pero la portada dista mucho mucho mucho muco mucho de cualquier similitud con la realidad. La foto tipo Friends está guay, pero no dice nada de lo que está detrás de esta brutal serie.

4. La cultura y los valores en los kdramas son muy muy muy diferentes

No hablo de lo clasistas que son, con la diferencia de los chaebol (ricachones) con los pobres. Hablo de sus relaciones interpersonales y valores. De su sentido del honor, la familia, las promesas, etc. Que sí, que está muy bonito, pero en mi sociedad esto choca un poquito.

En muchas ocasiones me cuesta entender sus comportamientos y el por qué actúan así, porque me cuesta comprender sus valores. A veces es un: «Me voy a separar de mi amada para que no sepa esto porque le podría hacer daño». Y en mi mente es un: «¡Pero a ver, díselo y ya os apañaréis!». Supongo que esto es un choque cultural y que yo soy demasiado práctica jaja

Supongo que a base de ver sus comportamientos y arquetipos terminas entendiendo por qué pasa lo que pasa. Lo que para ellos es una aberración y un deshonor y que para ti es, bueno, pues un mal menor.

Comida de ricos en Crash Landing On You en 5 cosas que he aprendido viendo kdramas
Crash Landing On You

5. Las temporadas y la duración de los capítulos son distintos

Soy muy novata en el mundo de los kdrama, pero llevo muuuuuchos años viendo muuuuchas series. Mientras que en mi mundo hay dos 3 tipos de duraciones: 1 hora para miniseries, 45 minutos para series normales y unos 20-30 minutos para comedias, los capítulos en las series koreanas duran 1 hora u hora y pico generalmente. Que es a lot! Vaya, son como pequeñas películas.

Tampoco hay temporadas al uso, lo cual está guay pero a veces es un poco agridulce. Normalmente duran unos 16 capítulos y en algunos casos más de 20 capítulos.

  • El punto positivo es que son autoconclusivas: tienen principio y final, no como las temporadas eternas de Greys Anatomy (mi favo), lo cual les asegura un cierre digno y en condiciones y no de prisa y corriendo, como Lost.
  • El punto negativo es que NECESITO MÁS. Le cojo cariño a los personajes y me sabe a poco cuando se acaban. PAra que os hagáis una idea, estáis leyendo a una persona que es capaz de no ver el final de una serie que ha seguido durante años solo para que no se acabe. Así que esto para mí es un poco traumático jaja

Creo que hay muchísimas cosas más que me chocan y que me han supuesto un «choque de realidad», ya las iré explicando, como el tema de la comidad y los OST (maravillosas algunas). Pero tengo que decir que desde entonces, estoy totalmente in love de esta cultura y este tipo de series 🙂

+ posts

Reparto mi tiempo entre el trabajo, cuidar de mi vástago, los kdramas y jugar al Overwatch. En 2018 empecé con los kdramas y ahora vuelvo a tener tiempo para enamorarme con cada kdrama que veo

ki

Reparto mi tiempo entre el trabajo, cuidar de mi vástago, los kdramas y jugar al Overwatch. En 2018 empecé con los kdramas y ahora vuelvo a tener tiempo para enamorarme con cada kdrama que veo

Ver todas las entradas de ki →

Un comentario en «5 curiosidades que he aprendido viendo kdramas»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.